Dobla tu velocidad mecanográfica en un mes dedicando 15 minutos al día

Desde pequeño he pensado que no quiero ser uno de esos médicos que escribe a monodedo. Recuerdo que casi tardaban más en rellenar la receta que en explorarme. Aunque nunca he escrito tan lento, tampoco he intentado mejorar mi mecanografía de forma intencionada.

Durante muchos años he estado escribiendo usando 4 o 5 dedos, como mucho. Ahora, escribo estas líneas usando mis manos al completo, después de que hace unos pocos meses me propusiese convertirme en un ninja de la escritura al teclado.

Pese a que aún estoy lejos de mover mis dedos tan rápidamente que sea imposible seguirlos con la vista, mi velocidad pico actualmente es de 85 palabras por minuto (words per minute o WPM), y mi velocidad media en estos últimos día ha rodando las 65. La media de la población, según Google, se encuentra en 40.

Keybr.com muestra mi desempeño en velocidad mecanográfica en comparación con el resto de usuarios. La línea roja de la derecha indica mi velocidad media total (57WPM), y la de la izquierda mi velocidad máxima (85WPM).

Todos nos hemos agobiado intentando tomar nota de las palabras de un profesor. Escribir más rápido te permitirá transcribir cualquier discurso casi en tiempo real, sin agobios ni palabras faltantes. Además, cuando aprendes a escribir a alta velocidad, tus ideas fluyen hacia el teclado y se proyectan inmediatamente en la pantalla, tal y como sucede cuando hablas; esto te permite redactar más y mejor, ya sea un mail, un TFG o un artículo como este.

Todavía me queda un largo camino hasta dominar del todo mi nueva habilidad. Sin embargo, en estas semanas de entrenamiento he aprendido diversos trucos y he descubierto varias páginas webs que te permitirán a ti también catapultar tu velocidad.

En este artículo te enseñaré a ello en base a tres sencillos pasos que debes seguir. Si dedicas 15 minutos al día a practicar tu mecanografía durante un mes, seguramente para entonces me habrás alcanzado.

1. No margines ninguno de tus dedos

Si quieres hacer que tu velocidad al teclado despegue y suba cada vez más y más, es necesario que antes aprendas a usar todos tus dedos.

La página que te recomiendo para ello es typing.com. Es una web completamente gratuita, intuitiva y muy bien diseñada. En ella te enseñarán desde la posición de descanso que tus dedos deben guardar y las teclas que debes pulsar con cada uno de ellos, hasta la posición que tu cuerpo debe mantener cuando te sientas a teclear frente al ordenador. Es decir, todo lo que necesitas para empezar a teclear rápida y eficientemente.

Al principio te costará bastante. Tardarás varios segundos en pulsar una sola tecla, ya que tienes que pensar primero qué dedo debes mover y cómo debes hacerlo. Es probable que te sientas tentado de mirar el teclado o de teclear como solías hacerlo antes. Resiste la tentación y persiste. No te desanimes: llegará un momento en el que habrás interiorizado los nuevos movimientos y te saldrán de forma automática, casi por arte de magia.

El proceso de aprendizaje en la página web está estructurado en lecciones que se dividen en tres niveles. Te bastará con completar los dos primeros niveles, Principiante e Intermedio. Esto te llevará en total unas 5 horas (20 días), y para entonces habrás aprendido a usar todos tus dedos para pulsar las diferentes letras y los signos de puntuación más importantes. Además, serás capaz de presionar la mayoría de teclas de forma automática, y tu velocidad será ya la de la media.

2. Se más preciso, y después se más rápido

Una vez has aprendido a pulsar fluidamente la mayoría de las teclas, es hora de mejorar los dos aspectos que definen cómo de buena es tu escritura: la velocidad y la precisión. La primera se basa en cómo de rápido escribes, y se mide en palabras por minuto o words per minute (WPM). La precisión, en cambio, hace referencia a cómo de correcto escribes, y se basa en el número de errores que cometes frente al número de aciertos.

La página que te recomiendo para esta fase es keybr.com. Después de analizar tu escritura, la página sabrá cuáles son las letras que más fallas y las que más lento pulsas. Gracias a un algoritmo que tiene en cuenta tu desempeño en todo momento, la web incidirá en esas teclas que más te cuestan hasta que las hayas dominado tan bien como las demás.

Debes saber que la precisión debe priorizar sobre la velocidad. A menudo tendemos a ir más rápido aunque eso implique cometer más errores, cuando debería ser al revés. Céntrate en escribir bien, y después escribe más rápido.

Tras haber practicado un total de dos horas (10 días) en esta página, tu velocidad probablemente se acerque a las 80WPM, la cual dobla la de la media. En este momento llevarás en torno a un mes practicando tu mecanografía. Además, podrás ver como tu velocidad media aumenta cada día que usas la web.

Desde que empecé a usar keybr.com hace unos días, mi velocidad (en verde) no ha parado de subir, y mi número de errores (en rojo) ha ido disminuyendo cada vez más.

3. Practica, practica y practica

El paso final es en realidad un camino sin fin. Una vez has aprendido a teclear de forma correcta usando todos los dedos, solo te queda mejorar tu velocidad. Y puedes hacer esto (casi) de forma infinita. Barbara Blackburn fue la digitadora más rápida del mundo; consiguió el Récord Guiness en 1985, cuando mantuvo una velocidad media de 150wpm durante 50 minutos y alcanzó una velocidad pico de 212wpm.

Keybr.com sigue siendo buena opción para aumentar tu rapidez, pero en esta no escribirás palabras reales. Existen otras webs que monitorizan tu velocidad y que te permiten ir mejorando; 10fastfingers.com es una de ellas. En esta página te entrenarán haciéndote teclear las palabras más frecuentes del español, así que es una opción idónea para mejorar tu velocidad real, la que desempeñas cuando escribes textos y frases reales.

Como te decía, a partir de este punto puedes practicar y seguir mejorando todo lo que quieras. Si ya has alcanzado una velocidad razonable y estás satisfecho, puedes parar en este punto (si bien es poco probable, ya que de alguna forma retarte a ti mismo para mejorar tu velocidad engancha).

Sin embargo, debes tener cuidado; la mecanografía es una habilidad más, y por tanto se oxida si no la entrenas. De la misma forma que perderás destrezas en un idioma extranjero si dejas de hablarlo y escucharlo, tu escritura se hará más lenta y errónea a medida que no la practiques. Te recomiendo que de vez en cuando sigas practicando y midas tu velocidad en webs como las que te he propuesto, y que siempre que cojas un ordenador teclees ejecutando los movimientos correctos con todos los dedos.

Javier Vilela Martín

Soy un estudiante de Medicina interesado en ciencia, tecnología y ficción. En este blog escribo sobre temas como esos y sobre cualquier otra cosa que me llame la atención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba