Todo sobre el retinol: usos, precauciones, aplicación y productos recomendados

El cuidado personal es una tendencia que va al alza, y al que últimamente también se apuntan los hombres. Así es como en los últimos años hemos visto un creciente interés por el skincare o cuidado de la piel. Y es que, cuidarse la piel es mucho más que estética; también es salud.

El retinol es, en palabras de la dermatóloga Shereene Idriss, la «joya de la corona» del skincare. Los efectos y la eficacia de la mismo están claramente confirmados, y los dermatólogos coinciden en lo idóneo de incorporarlo a la rutina facial. La publicidad que se le está dando a este compuesto ha hecho que su interés no haya parado de aumentar en los últimos años:

El interés mundial por el retinol no ha dejado de escalar en los últimos años. Fuente: Google Trends.

En este artículo hablaré sobre las acciones y la eficacia del retinol, siempre avalado por la evidencia científica disponible. También comentaré su lado no tan bueno: los posibles efectos adversos a tener en cuenta y algunas precauciones que debemos tomar. Finalmente veremos cómo incluir el retinol en nuestra rutina de cuidado facial, así como algunos productos que los dermatólogos recomiendan.

ÍNDICE
  1. ¿Qué es el retinol?
  2. ¿Para qué sirve el retinol?
  3. Efectos adversos y precauciones
  4. Cómo aplicar el retinol
  5. Productos con retinol recomendados por dermatólogos

1. ¿Qué es el retinol?

El retinol es un compuesto perteneciente a la familia de los retinoides, derivados de la vitamina A. Estas sustancias comenzaron a usarse en los años 70, cuando se descubrió su capacidad de estimular la renovación de la piel y por tanto de mejorar el acné. Hoy en día podemos afirmar que si existe algún compuesto anti-envejecimiento, ese es el retinol; no solo ha demostrado ser capaz de evitar el envejecimiento, sino de revertirlo… y pocas sustancias pueden presumir de lo mismo.

Del retinol deriva la tretinoína o ácido retinoico, compuesto comercializado bajo el nombre de Dercutane o Roacután y usado para tratar el acné severo. Este es mucho más potente que el retinol (y por tanto también más irritante) y solo puede ser adquirido con receta médica, a diferencia del retinol.

La clave a la hora de lograr resultados con el retinol, dice la dermatóloga Shereene Idriss, reside en la constancia de uso; la aplicación continuada del mismo a largo plazo ha demostrado ser igual de eficaz que el ácido retinoico. Recuerda que en cuanto a la piel se refiere, buscamos objetivos a largo plazo, no una piel de porcelana de la noche a la mañana; no se trata de una carrera, sino de una maratón.

2. ¿Para qué sirve el retinol?

Como decía antes, el retinol puede claramente considerarse como el compuesto anti-envejecimiento por excelencia. Es capaz de revertir el daño causado por elementos agresivos para nuestra piel, como la radiación solar o el acné. El retinol logra esto actuando a muchísimos niveles:

  • Aumenta la síntesis de mucina, colágeno, fibrilina, filagrina, involucrina…1 La producción incrementada de estos compuestos se traduce en un aumento de la fuerza, turgencia y elasticidad de la piel.
  • Inhibe la expresión y la acción de proteínas activadas por la radiación UV1, lo que ayuda a evitar la formación de arrugas.
  • Inhibe la activación de enzimas proteolíticas1, lo que se traduce en un mantenimiento de la integridad y consistencia de la piel.
  • Inhibe la liberación de toda una serie de citocinas proinflamatorias1, impidiendo el daño e irritación que estas generarían.
  • Inhibe la producción de melanina, contribuye a la dispersión de los gránulos de esta, y estimula la renovación de los queratinocitos cargados de la misma. Esto contribuye a eliminar manchas y a igualar el tono de la piel.1
  • Favorece el saneamiento y curación de la piel, al aumentar el flujo sanguíneo y la actividad de fibroblastos.1
  • Estimula la proliferación y renovación epitelial (hiperplasia) y aumenta el grosor de la epidermis2, contribuyendo a mantener la piel joven.

A modo de resumen, el retinol disminuye la irritación e inflamación, las arrugas, las marcas y las manchas. Al mismo tiempo, aumenta la fortaleza, turgencia y renovación de la piel.

El retinol puede usarse para mejorar el acné, pues el aumento de renovación de la piel evita el taponamiento de los poros que acaban transformándose en granos.

Su capacidad para aumentar la renovación, el grosor y la turgencia de la piel lo hace idóneo para eliminar arrugas. Fíjate en cómo disminuyeron las arrugas en este paciente después de aplicar retinol durante tan solo 4 semanas en la siguiente imagen. Tras 12 semanas de tratamiento, las arrugas de la mejilla se vieron reducidas en un 64%, y las de los ojos en un 39%.3

Tras solo 4 semanas de uso continuado de retinol, ya se aprecia una notable mejora de las arrugas de este paciente. (Kong et al., 2015).

La disminución de la síntesis y dispersión de la melanina que el retinol induce ayuda a reducir la hiperpigmentación. Observa cómo mejoraron las manchas en un paciente de otro estudio, en el que la hiperpigmentación de su rostro se vio reducida entre un 20 y un 30%4:

Tras 12 semanas de aplicación de retinol a 0’5%, se produjo una reducción del 30% de la hiperpigmentación de la mejilla. (Zasada et al., 2020).

En internet hay otros muchos ejemplos más impresionantes. Basta con buscar «retinol antes y después»

¿Y quién puede usar el retinol? Prácticamente todo el mundo (a excepción de algunas situaciones que comentaremos en el siguiente punto). Si eres adolescente y tienes granos, muy probablemente el retinol ayude a aplacarlos. Si estás en tus 20 y crees que tu piel está intacta, debes saber que a partir de esta edad irás perdiendo colágeno; usar retinol desde que eres joven frenará el envejecimiento. Si ya eres adulto, o incluso anciano, el retinol aún puede ayudarte revirtiendo los signos de la edad.

3. Efectos adversos y precauciones

El retinol tiene multitud de bondades, pero no existe compuesto perfecto… Al igual que todas las sustancias, el retinol también puede producir efectos indeseados, especialmente si no se utiliza correctamente.

La capacidad que tienen los retinoides de estimular la proliferación y renovación de la piel puede llegar a ser perjudicial si se usan en exceso. Ese efecto exfoliativo puede provocar irritación y descamación si te pasas con la concentración o cantidad de retinol. En ese caso, prueba a disminuir la frecuencia de aplicación del mismo y encuentra un punto en el que tu piel se sienta cómoda con él. Tu piel se irá acostumbrando poco a poco a la acción del retinol, y podrás ir aumentando la concentración y la frecuencia de aplicación. Mientras tanto, mantén tu piel hidratada e intenta no aplicarte otros compuestos exfoliantes.

El aumento de la proliferación celular y la disminución de síntesis de melanina (el pigmento encargado de protegernos el sol y responsable de que nos pongamos morenos) pueden provocar fotonsensiblidad. Esto es, que es más fácil que nos quememos si nos exponemos al sol. Si de verdad quieres cuidar tu piel, debes protegerla todo lo que puedas de la radiación ultravioleta, ya que esta es responsable del 90% del envejecimiento de la piel. Es por esto que usar crema solar a diario es muy importante, aún más si estás aplicándote retinol. Usa una que proteja lo máximo posible (+50), y recuerda volver a aplicarte cada 2-3 horas.

Los retinoides son compuestos teratógenos, es decir, que pueden producir malformaciones en el feto. Aunque el retinol se aplica vía tópica, es posible que parte del mismo llegue a absorberse (si bien no hay evidencia de ello). Por precaución, si estás embarazada o crees que podrías estarlo, no uses retinol.

A pesar de todo esto, el retinol es un componente seguro que la mayoría de la población puede incorporar a su skincare. La clave está en usarlo con cabeza, empezando por una dosis baja y atendiendo en todo momento al estado de tu piel. Veamos cómo.

4. Cómo aplicar el retinol

La mayoría de dermatólogos recomiendan usar el retinol por la noche, antes de acostarse. Aunque en teoría podría ser usado durante el día, es mejor evitarlo.

Empieza lavándote la cara y el cuello como lo harías normalmente. Asegúrate de secar bien la piel, pues el agua puede contribuir a la irritación.

El retinol es una sustancia lipofílica, y por tanto será lo primero que apliquemos sobre nuestra piel. Usa una cantidad del producto no mayor a un guisante. Recuerda que con el retinol conviene no pasarse.

Aplicaremos el retinol en la cara, pero también en el cuello, donde son frecuentes las arrugas y manchas por el envejecimiento.

Deja un tiempo para que el retinol se absorba, y si lo deseas continúa con el resto de tu rutina. No es necesario que añadas ningún otro producto, ni siquiera una hidratante, pues con el retinol es suficiente.

Recuerda: es muy importante que uses una buena protección solar al día siguiente. La fotoprotección es necesaria siempre, pero aún más cuando estás usando retinol.

Empieza con una concentración baja, no superior a un 0’2% de retinol puro. Aplícalo cada 3 o 4 días. Si no sientes sequedad o descamación, puedes ir aumentando la concentración y la frecuencia, pero siempre paulatinamente.

5. Productos con retinol recomendados por dermatólogos

Las marcas saben del potencial del retinol, y por ello suelen vender los productos que lo incluyen bajo la etiqueta «antienvejecimiento» y así hacerlo a un precio elevado.

Por suerte para nuestros bolsillos y pieles, el retinol de The Ordinary (Retinol in Squalene) que no llega a los 6€ está ampliamente recomendado por dermatólogos y expertos. Está disponible en concentraciones de 0’2%, 0’5% y 1%. Como ya he dicho antes, empieza por el de menor concentración y ve aumentando poco a poco. Como inconveniente, mencionar que al tratarse de una solución oleosa por el escualeno, puede que no sea la mejor opción para pieles grasas.

La doctora Leire Barrutia, residente de dermatología, comenta en uno de sus vídeos algunas buenas opciones al retinol de The Ordinary. Para pieles normales que buscan revertir el envejecimiento y el daño solar, recomienda ZO Retinol Skin Brightener, Retises y Retincare (este último con isotretinoína, pero a bajas concentraciones).

Para pieles jóvenes con tendencia acneica, recomienda la gama de Biretix, que pude probar y me dio buenos resultados.

Para pieles sensibles, para las que quizás los productos anteriores sean demasiado fuertes, la gama Redermic de La Roche Posay puede ser una buena opción. Estos productos contienen retinol a baja concentración (0’1%), y algún que otro precursor menos potente (como el retinil).

Bibliografía

  1. Riahi, R. R., Bush, A. E., & Cohen, P. R. (2016). Topical Retinoids: Therapeutic Mechanisms in the Treatment of Photodamaged Skin. American Journal of Clinical Dermatology17(3), 265–276. https://doi.org/10.1007/s40257-016-0185-5
  2. Kang, S., Duell, E. A., Fisher, G. J., Datta, S. C., Wang, Z. Q., Reddy, A. P., Tavakkol, A., Yi, J. Y., Griffiths, C. E., Elder, J. T., & Voorhees, J. J. (1995). Application of Retinol to Human Skin In Vivo Induces Epidermal Hyperplasia and Cellular Retinoid Binding Proteins Characteristic of Retinoic Acid but Without Measurable Retinoic Acid Levels or Irritation. Journal of Investigative Dermatology105(4), 549–556. https://doi.org/10.1111/1523-1747.ep12323445
  3. Kong, R., Cui, Y., Fisher, G. J., Wang, X., Chen, Y., Schneider, L. M., & Majmudar, G. (2015). A comparative study of the effects of retinol and retinoic acid on histological, molecular, and clinical properties of human skin. Journal of Cosmetic Dermatology15(1), 49–57. https://doi.org/10.1111/jocd.12193
  4. Zasada, M., Budzisz, E., & Erkiert-Polguj, A. (2020). A Clinical Anti-Ageing Comparative Study of 0.3 and 0.5% Retinol Serums: A Clinically Controlled Trial. Skin Pharmacology and Physiology33(2), 102–116. https://doi.org/10.1159/000508168

Javier Vilela Martín

Soy un estudiante de Medicina interesado en ciencia, tecnología y ficción. En este blog escribo sobre temas como esos y sobre cualquier otra cosa que me llame la atención.

Un comentario en «Todo sobre el retinol: usos, precauciones, aplicación y productos recomendados»

  1. Muy buenas Javier! Antes que nada quería felicitarte por tu trabajo, di que sí! Buena web… Referente al retinol, yo lo probé y, aunque fueran a concentraciones bajas, mi piel no lo toleraba. Sin embargo, buscando y buscando, encontré otro ingrediente, el cuál no he visto que haces mención y sus resultados fueron increíbles sin esos efectos secundarios tan molestos. En este artículo hablo sobre ello por si tus lectores quieren ampliar información y les puede ayudar.
    Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba